Twitter Updates

    follow me on Twitter

    viernes, marzo 09, 2012

    Ya el Maya en el Radar y mis problemas psicológicos

    … Tantas posibilidades que no sé cómo aterrizar esto.

    Resulté entendiendo una cosa tan rara…
    el Tiempo…
    el Tiempo…
    el Tiempo y el espacio
    y estoy codificando eso.

    Ya sé cómo meterle el calendario Maya al Radar...
    Eso me supone una tesa,
    Eso supone que debería vivir de lo que he inventado y hecho…
    pero no lo logro aún
    - ni nunca -
    ¡Qué desespero ser yo!
    ¡Qué inutilidad!

    Tantas posibilidades que quiero es llorar.
    Se me hace un nudo en la garganta y no tengo ni idea qué hacer.
    Me levanto a las dos de la mañana
    (desde antes, en realidad)
    acudiendo a la noche y su silencio suavizado por el agua que cae allí
    a ver si me ayuda a entender lo que debo hacer para lograr vivir de lo que hago, de lo que inventé,
    pero no logro hacerme creer que puedo vivir de lo que hago.
    Aún no logro creer.
    Me excuso pensando que mi ser habita una realidad menos mundana que ésta que me obliga a pensar en ponerle números a cosas concretas cuando estoy pensando en la inmensidad del tiempo y al intentar ponerle números a eso nada me da.

    ¿Cómo cuantificar mi trabajo si es tan raro que no cabe en ninguna parte?
    ¡Puras excusas!
    aún no creo en lo que hago, aunque sé que es tan teso.

    Ea! yo sí tengo mucho problema psicológico.

    Quiero alguien que haga esto por mí o me ayude
    Qué encartada estoy conmigo.

    Me da rabia cada idea nueva que tengo,
    porque cada idea es tan lejos de esta realidad que sé que me va a costar otro tiempo más de iliquidez,
    pues me lleva más lejos de esta realidad en la que no sé cómo hacer valer el mundo de cosas que sé.

    ¡Qué mundo de problemas psicológicos los que tengo!

    1 comentario:

    Danny dijo...

    Me sucede algo parecido con lo que yo hago. Hay muchos tesoros espirituales, pero la iliquidez también me afecta muchas veces.
    Y sí, es un gran problema psicológico tener tantas ideas que para algunas personas no valen nada.