Twitter Updates

    follow me on Twitter

    viernes, agosto 24, 2012

    … y mi papá me responde

    Le grito, llorando, ayuda a mi papá mientras me pongo ropa para salir a correr, demente, en este desasosiego extremo que me posee. Miro en la mesita Los Abuelos de Cara Blanca (versión de la Editorial Planeta), con la foto grande –y no tan bonita– de él por detrás (el libro está volteado). Lo abro en cualquier página y leo:

    Corre veloz el viento; corre veloz el agua;
    corre veloz la piedra que cae de la montaña.
    Corred guerreros, volad contra el enemigo;
    corred veloces
    como el viento
    como el agua
    como la piedra que cae de la montaña.
    Fuerte es el árbol que resiste al viento,
    fuerte es la roca que resiste al río;
    fuerte es la nieve de nuestros páramos,
    ella resiste al sol.
    Pelead guerreros, pelead, valientes;
    Mostraos fuertes
    como los árboles
    como las rocas
    como las nieves de las montañas.

    – Canto guerrero de Los Timotes
    Los Abuelos de Cara Blanca
    Págs. 108 - 109. Editorial Planeta

    jueves, julio 12, 2012

    7 décimas y una copla de Mejía Vallejo en mi libreta 139

    Ahora que nada tengo
    la vida viene sobrando.
    Cuando apenas iba entrando
    dijeron para qué vengo.
    Con muy poco me sostengo,
    con mucho me desarraigo.
    Y aunque casi nunca traigo
    más de lo que necesito,
    sin amor me importa un pito
    dónde voy o dónde caigo.

    *


    La fecha de mi llegada
    dio a los adivinadores
    argumentos probadores
    de mi vida alborotada.
    Que la hora señalada
    por la estrella enardecida
    equivocaba en mi vida
    los pasos desandadores.
    ¿Qué les dirá a los doctores
    la fecha de mi partida?


    *

    A mí me gusta la fiesta
    porque la muerte está encima,
    me gusta porque es la rima
    que a la muerte contrarresta.
    Si vivir es sólo esta
    viruta que nos cedieron,
    iré hacia donde volvieron
    los cantores más audaces,
    que siempre fueron capaces
    de ser como siempre fueron.


    *


    Ya no sé dónde me hallo
    si es que me hallo, y dónde voy;
    yo ya no sé dónde estoy
    ni sé por qué me callo.
    Tal vez ignoro que fallo
    al intentar el encuentro
    o tal vez sólo está adentro
    lo que afuera desespera,
    o quizá ya no me quiera
    concentrar en ningún centro.


    *


    Si al malo lo vuelven bueno
    le quitan sus energías;
    las fallas que nombro mías
    forman parte del veneno.
    Si es un escándalo el trueno
    del rayo que estalla puro,
    únicamente aseguro
    por lo que ahora evidencio,
    que también puede el silencio
    ser el estruendo más duro.


    *


    A mí me hablaban de Dios,
    yo de Dios sólo callaba
    pues lo que se predicaba
    lo borraba uno por dos.
    Jamás escuché su voz
    pero su ausencia presencio,
    tal vez por eso sentencio
    lo que logré descubrir:
    Dios sólo puede existir
    cuando lo crea el silencio.


    *


    Del nacimiento a la muerte
    sé que me has cuidado, Dios,
    y no sé cuál de los dos
    ha corrido la peor suerte.


    *


    Murió el reloj que medía
    el tiempo que a él llegaba,
    sin pensar que el tiempo andaba
    midiéndolo noche y día.
    Como el hombre no sabía
    la trampa de hora y horario;
    sólo al final del rosario
    la verdad nos arremete:
    somos un trivial juguete
    del tiempo, gran solitario.





    martes, julio 03, 2012

    58

    El hombre de virtud superior no considera su virtud
    Luego tiene virtud
    El hombre de virtud inferior cuida su virtud
    Luego carece de virtud
    El hombre de virtud superior jamás actúa
    Sin embargo nada queda sin que sea realizado
    El hombre de virtud inferior actúa
    Sin embargo deja sin realizar todas las cosas

    La Bondad Superior carece de intenciones
    La Justicia superior tiene siempre generalidades
    La acción ritual necesita de observación 
    y fuerza para someter a los hombres
    Cuando Tao se pierde aparece la humanidad
    Cuando la humanidad se pierde aparece la justicia
    Cuando la justicia se pierde aparece lo ritual
    Así lo ritual oscurece a la humanidad
    Entonces empieza la confusión
    Los profetas son la flor del Tao
    El comienzo de la locura
    Por lo tanto el hombre de virtud superior
    Se atiene a lo sólido y no a lo ligero
    Habita en la fruta y no en la flor
    Así rechaza lo último y persiste en lo que permanece

    - Lao Tse, Tao te King

    ¿Cómo hago para dejar de pensar en las estrellas y pensar en una existencia más mundana? … que tal vez me lleve a las estrellas…

    A veces creo que no voy a poder

    Tantas veces, que no es fácil.
    Merenguito, pandero, algodón de azúcar… todo lo que se desbarata fácil… así parezco a veces, pero no se me nota tan fácil cuando hay una sonrisa en mi boca.
    ¡La gente siempre piensa que estoy bien!
    ¡Qué poder!
    ¡Qué debilidad!

    Es demasiado voltaje para mí hacer todo esto.
    Estoy demasiado rayada, demasiados antecedentes pesados frente a la gestión cultural.
    ¿Podré?
    Seguro.
    Espero que no me cuesten más neuronas de las que debe.
    Espero que todo termine bien.

    Una escalera que se vé eterna.

    ¿Lograré subir con tantos vientos?

    Por ahora, me siento colgando de un brazo con los músculos gastados.

    Tal vez lo logre, tal vez.

    domingo, julio 01, 2012

    … por más aciertos…

    Por más aciertos que tenga… qué vida tan equivocada.

    Mientras más equivocada, más acertada estoy.

    Ya me siento como leyendo el tao, sin la sabiduría del mismo.

    ¡Qué perdida ando, qué perdida estoy!

    Hago cosas que después dejarán mi conciencia tranquila,
    pero yo misma me reclamo, pues no hago nada con mi talento, sólo se estanca mientras mis pinturas se secan y se llenan de polvo.

    Me hablaban de decisiones en estos días…
    no pensé que me fuera a afectar la conversación
    ni que se me fuera a llenar la garganta de miles de nudos
    que sólo llorando se sueltan,
    pero no puedo llorar ahora, pues se me ve en las ojeras.

    La decisión de postergar mi vida nuevamente
    y sólo yo ante mí.

    No tengo tiempo para equivocarme ni para descarrilarme
    y he vivido fuera del riel y eso me ha llevado a rectificar el camino.

    Ah, qué equivocada estoy,
    ¡qué acertada ando!

    Mi mayor equivocación:
    no ser feliz.


    *Escritos patéticos

    ¿Dónde estoy?

    .








































    .

    viernes, junio 29, 2012

    Yo no sé si me gustabas

    Yo no sé si me gustabas
    o si tu vicio de alejarte
    me volvió adicta a vos.

    Ahora sé
    que ya no te quiero cerquita.

    De hojas y de hombres


    Es la primera vez (o de las pocas) que veo hablar tan precisamente sobre Gringolandia a.k.a U.S.A., Estados Unidos. Conmovedor. En tiempo de Vietnam e igual de vigente, acá va:



    DE HOJAS Y DE HOMBRES

    Cae una hoja de guayacán sobre mi frente,
    cae un hombre en Vietnam sobre sus arrozales.

    (El viento en el tronco y en el liquen,
    en Asia los cañones y la sangre).

    Vuelve a tus cosas, invasor,
    a los rascacielos congelados,
    a los tabacales de Virginia,
    a las calles de Brooklyn y Chicago,
    al aire cálido de Texas,
    a tu petróleo, a tu bar, a tu caballo.

    (Cae el llanto en la greda,
    rabian más arrozales inundados).

    Vete a casa, extranjero, el mundo es ancho,
    vete al rodeo, al béisbol ,
    vete al night club, a tu mar largo.
    Si quieres paz entre tu casa
    no lleves guerra a las palomas
    ni a las águilas.

    (Una hoja de guayacán vuela en el aire,
    cae en mí, de tu bala, un hombre oscuro).

    Vuelve a tu tierra generosa
    bajo los altos pinos, sobre los enrielados,

    a la fuente de soda, a tu trabajo.
    Vete a tus aulas, que la tierra es poca
    para tu odio ajeno, para tu ardor prestado.
    Desde arriba te llama Abraham Lincoln
    y te llaman los astros.

    (Cae una hoja, cae un hombre, cae
    de unos brazos morenos un moreno cántaro).

    Vete a tu leña, leñador,
    vete pastor a tus ganados,
    vete piloto a tus distancias,
    vete a tus búfalos, llanero solitario.

    Vete a tu hermosa tierra sol- y-nieve,
    a tus maizales de Iowa,
    al hondo sur y su río ancho,
    al padre río, a los crecidos pastos.

    (Viento salobre en escondidas ramas,
    viento de sangre en tierras inundadas).

    Vuelve a tu arado, a tu azotea
    de neón y alquitrán,
    vuelve a los aires suburbanos
    donde hay niños con cielo entre los ojos,
    donde hay viejos con niños de la mano.


    Vete a los verdes de Montana,
    a las redes de los grandes lagos,
    a la mina y a las uvas de ira,
    al odio y los trenes subterráneos.

    (¿Que hacen tus botas en Vietnam, soldado?
    ¿Qué hace tu muerte sin futuro
    en un barro que no es tu propio barro?)

    Vuelve a la anchura de Walt Whitman,
    a la ballena blanca , al pony colorado,
    al aullar del coyote nocharniego,
    a tu huelga y tus parques y tus barcos.
    Vuelve a tu jazz y a tu tristeza
    de cemento y acero congregados,
    a los trigales de oleajes rubios,
    bajo dos alas en un vuelo blanco.



    (En Asia caerán hojas y hojas,
    en mí unos hombres de rostro ensangrentado).

    Manuel Mejía Vallejo

    miércoles, junio 27, 2012

    Aún oigo ecos lejanos de tu nombre

    Aún oigo ecos lejanos de tu nombre

    Te trajo mi mente
    ¿o no fue la ella?

    ¿Quién te trajo, entonces?
    No sentí nada más que mi cabeza racional trayendo tu presencia.
    Mi racionalidad se rio de ella misma.

    El corazón dijo que ya no existías…
    (después, susurró tu nombre)
    Después, añoró el eco lejano.

    Pero ya vos no sos vos ni yo la misma.

    Tal vez por eso…

    Vuelvo a ser yo esa otra.
    Vos no te enterás.

    Soy la misma aunque tan distinta.

    Ya la vida ha hecho de mí.
    … y estoy tan nuevecita.

    Nuevecita y gastada,
    cada vez mejor y cada vez peor.
    Cada vez llevando más y cargando menos.

    Cada vez más yo.

    ¿Ves? te fuiste de mi mente cuando me recordé.
    Fue un eco del recuerdo del deseo.

    Ya vos no sos vos ni yo la misma.

    viernes, junio 22, 2012

    Baila conmigo, muchacha (José Manuel Arango)


    José Manuel Arango
    BAILA CONMIGO, MUCHACHA
                                                   
    (Al modo de Anacreonte)


    La muchacha, de pelo casi azul
    y largos ojos chispeantes,
    se agita, azogada por la música.

    Hace girar las esbeltas caderas,
    sacude los hombros desnudos,
    menea los pechos.

    He estado, con el vaso en la mano,
    morosamente viéndola bailar.

    Hasta que me decido y me levanto
    y extiendo el brazo invitándola,
    y diciendo, entre el alboroto de la música,
    para mi capote:

    Baila conmigo, muchacha.
    No te dejaré ver mis dientes
    flojos y quebradizos,
    no repares en mis sienes canosas.

    Y ella vuelve los ojos sonrientes
    y viene hacia mí bailando
    y pasa al lado mío y

    va a abrazarse con un adolescente
    de dientes esplendidos.

    José Manuel Arango
    Montañas
    Bogotá, Editorial Norma, 1995

    Agradezco a: 
    http://triunfo-arciniegas.blogspot.com/2012/01/jose-manuel-arango-baila-conmigo.html

    jueves, junio 21, 2012

    Ay, qué putería la que tengo

    Entonces, se supone, que uno debe estar contento cuando cosas que le importan pasan a manos públicas. pero resulta que no, que nostros estamos vivos, estábamos vivos cuando una parte de nosotros se la llevaron sin pedirnos autorización... ah... qué putería la que me da y la quiero hacer privadamente pública... Lo que es de uno es de uno, ¿o no? en qué momento los archivos del papá de uno los sacan de la casa de uno y uno, tan pendejo en esta vida, sigue como si nada... ah, què putería la que tengo... y fuera de eso, después no le contestan a uno... sí, yo sé que la gente vive tan ocupada... pero... tengo tanta ira que no debería publicar esto... sobre todo, porque no debo dar los detalles que serían pertinentes... ay, qué putería la que tengo.
    Tengo tanta putería que ni escribo bien.

    lunes, junio 04, 2012

    Entre tantos papeles, libros y bolsitas…

    A los setecientos ochenta y nueve mil papeles y bolsitas que normalmente me acompañan se les suma ahora otros miles de mi papá y no sé si ya me pierdo entre tanto papel y tanto libro y tanta libreta que lleno.

    Ayer cuando llegamos a la finca y me bajé del carro, estoy segura de que mi mamá me recordó llevando miles de cositas a la manga porque iba a decirme algo y calló –como lo hace cuando nos mira y nos ve como cuando estábamos chiquitos y sé que se acuerda de esa película en la que actúa Marcelo Mastroniani (el remake gringo es con Robert De Niro) en la que las imágenes de los hijos grandes vuelven a él como cuando estaban chiquitos–… entre otros juegos, armaba tiendas y la parte que me gustaba era la armada… ya cuando iba a vender, me parecía aburridora y monótona la cosa y ya quería jugar a otra cosa.

    Ahora armo tiendas de otra manera y también pierdo un poco el interés que da la cosa segura, la rutina, tan necesaria y a la que le huyo tanto sin querer queriendo y sigo cargando bolsitas llenas de papeles llenos de ideas y posibilidades, me armo cinco mundos al día… creo que mi mamá tiene razón en verme todavía como una niña chiquita; nunca he dejado de serlo y el mundo reclama una adulta que me niego a ser, porque me entristece, como me entristecen la mayoría de los adultos.

    Tal vez voy a seguir siendo siempre esa niña y voy a seguir cargando todas esas bolsitas que llevan los mundos que me invento siempre… tal vez mi mamá tenga qué ver con esas bolsitas, cuando me dijo una vez que íbamos para algún lugar de adultos sin niños (sinónimo de aburrido para cualquier niño): lleve siempre cositas para que no se aburra… desde entonces, entiendo que el mundo de casi todos los mundos adultos son aburridos y yo sigo cargando mis mundos en esas bolsitas, carteras, libros, libretas, papeles y cuanto juguete represente una realidad más hermosa que ésas que me dan sueño al hablar con la mayoría de adultos.

    Entre tantos papeles, libros y bolsitas estoy yo, aunque esté perdida.

    lunes, mayo 28, 2012

    Entropía


    La tierra seguirá girando en caótica espiral,
    Su piel cambiará de nuevo
    Una y otra vez.
     
    Adán, hombre de un día de existencia
    No importa lo que hagas,
    La tierra girará sin ti.
     
    El agua seguirá agua
    En su volumen,
    Impotable para delfines y querubines.
     
    El aire seguirá aire
    En su volumen,
    Nauseabundos  humos  sin aves.
     
    Adán  habrá muerto en su segundo día de existencia
    Y  los humildes líquenes fabricarán  ozono,
    Poco a poco,
    En otro  intento cósmico de fabricar al hombre.

    - Norman Echavarría

    martes, mayo 22, 2012

    Muy...

    Muy loca para encajar.
    Muy cuerda para encajar.
    A mí me tocaba crear otra estructura.
     Mi mundo ha sido uno
    Que no existe en otros mundos
    Y mi realidad
    La inventé con ese espejo.
     Mayo 22, 2012
    Libreta 137 B
    5:05 p.m.
    Apartamento de Alessandro
    Torres del Parque Bogotá.

    martes, mayo 15, 2012

    Con tanta y tan poquita fe

    ¿Eso se podrá o será una contradicción, que debe ser hasta condenable? ¿La fe se supone que cómo es? ¿Cómo hago para apartar lo que siento de toda esta vuelta que me exige tanta fortaleza? Este merengue, esta pastica de azúcar quebradizo que soy... ¿A quién le grito auxilio si no estoy en peligro aparentemente? ¡Maldita sensibilidad! ¡¿Cuándo voy a saber algo?! ¿Cuándo, Cuándo, Cuándo?

    lunes, mayo 14, 2012

    Estoy como nerviosita yo…

    Estoy como nerviosita yo, como un poco perdida, con una sensación extraña en el alma, que no sé dónde irá a parar. Una incertidumbre que no sé si es real o si es sólo el resultado de mi bestia/ángel/demonio qu me guía, protege y condena.

    ¡Son demasiadas las tentaciones para mí!

    Ahora me asusta un poco que también sea demasiado para otro.

    Esta alma mía tan expandida… esta alma mía y este pánico que tengo con lo que tal vez sea una película…
    Tal vez no…
    Ay, esta alma mía,
    esta bestia indomable,
    indomada

    Ay, Belladonna, Belladonna, Belladonna
    Belladonna Wild…
    ¿qué vas a hacer contigo bestia y bella?
    Salvaje que amo y detesto
    Ángel y demonio

    – Libreta 137
    fragmento algo modificado

    martes, mayo 08, 2012

    La muerte va borrando...

    La muerte va borrando
    el nombre de los hombres
    como borra el océano
    la memoria de los grandes ríos.
    También el olvido
    se pega en las letras de las viejas
    tumbas.

    El hombre -sólo el hombre-
    sabrá que ni siquiera
    quedará memoria del olvido.

    - Manuel Mejía Vallejo
    Memoria del Olvido

    De dónde viene Aire de Tango…



    Una noche, en Guayaquil, Manuel Mejía preguntó: "¿Quién va a escribir todo lo que vivimos en Guayaquil, Lovaina, La Curva del Bosque, Las Camelias, etc… quién va a contar esa historia que se la tragó el tiempo, la noche, el aguardiente, el ron que bebíamos? Eso se va a perder del todo y eso es la transformación de Medellín y de Antioquia, el paso de la aldea a la ciudad"

    – Isaías Peña Gutiérrez
    "La Tierra Soy Yo"
    P. 107

    martes, abril 17, 2012

    Ignorancia tecnológica

    "Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre" Carl Sagan

    jueves, abril 12, 2012

    Las visitas a Manuel Mejía Vallejo


    "Una vez vinieron un par de cuervos, vestidos de negro, todos pálidos… parecían vegetarianos en vigilia y yo les dije que no. Habían averiguado que yo bebía, que yo amanecía con músicos con cantantes, y que mi casa prácticamente estaban encendidas las luces de día y de noche y querían salvar mi alma y me traían revistas, me traían biblias comentadas por ellos, y unas revistas, el resplandor, no me acuerdo cómo se llaman, la luz que ilumina y cosas así, y yo me puse a verlos una mañana, estaba enguayabado y amanecido yo, y les dije "señores, sálvense ustedes si pueden, yo no creo, pero si ustedes me muestran a mí como ejemplo su propia presencia… ¡qué desengaaaño! yo no quiero llegar a ser lo que son ustedes."

    – Manuel Mejía Vallejo
    Transcripción mía de una entrevista de Eda Pilar Duque en Contra Planos, TeleAntioquia.

    viernes, abril 06, 2012

    Manteniéndome cuerda

    Mantenerme cuerda, cuerda, cuerda, cuerda…
    con lo que me gusta deslizarme en mi atemporal demencia…
    Tener que coordinarme y sincronizarme con el planeta, pues aún no es momento de surfear en mi demencia.
    Extraño esos momentos en los que me entregaba a mí y al presente por completo; pero también siento un increíble placer ahora al verme haciendo lo que voy a hacer aunque esa demencia que me posee a veces me reclama su libertad.
    Le explico, me toca, que hay que lidiar con la realidad, que ya ha gozado de tanta libertad, que ahora toca darle espacio y posibilidad a los sueños que ha pedido ella misma en su sueño de realidad… que hay también otras personas, además de mí misma, quienes necesitan de la yo cuerda, coherente frente a las exigencias del mundo y… que sé que quisiera haber tenido otros tantos montones de años para haber pasado tan bueno como he pasado… que ahora debo llamar a Herman Hesse de maestro y aprender a disfrutar y vivir placeres más maduros (¡ay, no, suena horrible!… por favor, entiéndase de la mejor manera que no voy a redefinir) y de más responsabilidad… aunque la demente hermosa que amo y soy, la incansable mundana quiera llorar a veces…
    Paciencia, hermosa mundana, paciencia… ya volverá el tiempo para tu demencia.

    Abril 2, 2012
    Libreta 135

    miércoles, marzo 28, 2012

    Algunos amores

    Herman Hesse
    Omar Khayyam
    Malcolm Lowry
    Richie Hawtin

    "una de estas cosas no es como las otras, es diferente de todas las demás"
    lo siento, pero lo tengo en mis últimas listas

    Esta lista se seguirá ampliando seguramente

    Omar Khayyam (otro amor mío)

    Nació en Nichapur, Persia, hacia el año 1040 de la era cristiana, y vivió cerca de ochenta años.
    Libertino, sibarita, ácido, místico y profeta, estudió Matemáticas y Astronomía, reformó el calendario musulmán, cultivó el Derecho y las Ciencias Naturales, pero todo le resultó insuficiente a la hora de resolver el misterio del Universo, las pasiones humanas y la existencia misma.
    Se destacó en el plano de las letras por sus famosas «Rubaiyat», que constituyen una alabanza al brindis, una enorme plegaria fragmentada en estrofas que remiten a la celebración del vino y del goce del instante, frente a la finitud de la vida.


    uau!
    y yo pensaba que sólo me gustaban sus poemas!!!!!
    lo amo!!!!!
    es decir!!!
     el calendario musulmán actual es el que el man reformó!!!
    uau!

    Vocación, de Rabindranath Tagore


    Todas las mañanas, a las diez, cuando suena el gong, por el camino de la escuela encuentro al vendedor que grita:
    -¡Brazaletes de cristal!
    Nunca tiene prisa, ni está obligado a seguir ningún camino ni llegar a ninguna parte, ni volver, ni volver a una hora fija.
    ¡Cómo me gustaría ser un vendedor y pasarme el día por las calles, gritando:
    -¡Brazaletes, brazaletes de cristal!
    Cuando, a las cuatro de la tarde, vuelvo de la escuela, contemplo por la verja de aquella casa cómo el jardinero cava el jardín.
    Trabaja como quiere con su azadón, se llena el vestido de polvo, nadie se preocupa de él si se tuesta al sol o si lo cala la lluvia.
    ¡Cómo me gustaría ser jardinero y cavar, cavar siempre sin que nadie viniera a interrumpirme!
    Al anochecer, cuando mi madre me mete en la cama, veo por mi ventana abierta al vigilante, que pasea arriba y abajo por la calleja.
    La calleja es estrecha y está solitaria, la farola se yergue como un gigante con un solo y enorme ojo colorado.
    El vigilante hace oscilar su linterna al andar, su sombra anda junto a él y nunca, nunca se va a acostar.
    ¡Cómo me gustaría ser vigilante y andar por la calle toda la noche, y hacer correr las sombras con mi linterna!
    FIN

    lunes, marzo 26, 2012

    Ya no me apego más a lo que una vez me hizo feliz

    Ya no me apego más a lo que una vez me hizo feliz, pues ya no hay una escena que soporte esa felicidad: ya la realidad ha cambiado y seguir apegándome  a ella, peliando por esa realidad feliz del pasado sólo puede traerme infelicidad.
    Ahora, cada vez me desapego más a cosas y valoro lo que realmente tengo.
    Encuentro la felicidad en espacios que me había negado por apego a un pasado que ya no existe y que quería recuperar o abrirle espacio a toda costa, contra viento y marea.
    Ahora cada vez me importan menos las cosas sin importancia, o sobre las que no tengo control, ahora, cada vez, cargo menos y me mantengo más cargada.
    Ahora, cada vez, me mantengo más vacía, como el totumo de Fernando González que le recomendara a mi mamá cuando estaba chiquita mantenerse vacía "así, como este totumo".
    Ahora, cada vez vivo más mi presente y entiendo más el pasado y el futuro.
    Como me dijo Jorge Zuluaga sin sorpresa el día de la exposición de los Mayas en el Parque Explora: "te iluminaste, escribí un artículo."

    Nota: fue escrito hoy 26 de marzo de 2012.
    … jajjaja… y estoy tan en el presente que lo feché en 2007, en mi libreta 134…

    viernes, marzo 09, 2012

    Ya el Maya en el Radar y mis problemas psicológicos

    … Tantas posibilidades que no sé cómo aterrizar esto.

    Resulté entendiendo una cosa tan rara…
    el Tiempo…
    el Tiempo…
    el Tiempo y el espacio
    y estoy codificando eso.

    Ya sé cómo meterle el calendario Maya al Radar...
    Eso me supone una tesa,
    Eso supone que debería vivir de lo que he inventado y hecho…
    pero no lo logro aún
    - ni nunca -
    ¡Qué desespero ser yo!
    ¡Qué inutilidad!

    Tantas posibilidades que quiero es llorar.
    Se me hace un nudo en la garganta y no tengo ni idea qué hacer.
    Me levanto a las dos de la mañana
    (desde antes, en realidad)
    acudiendo a la noche y su silencio suavizado por el agua que cae allí
    a ver si me ayuda a entender lo que debo hacer para lograr vivir de lo que hago, de lo que inventé,
    pero no logro hacerme creer que puedo vivir de lo que hago.
    Aún no logro creer.
    Me excuso pensando que mi ser habita una realidad menos mundana que ésta que me obliga a pensar en ponerle números a cosas concretas cuando estoy pensando en la inmensidad del tiempo y al intentar ponerle números a eso nada me da.

    ¿Cómo cuantificar mi trabajo si es tan raro que no cabe en ninguna parte?
    ¡Puras excusas!
    aún no creo en lo que hago, aunque sé que es tan teso.

    Ea! yo sí tengo mucho problema psicológico.

    Quiero alguien que haga esto por mí o me ayude
    Qué encartada estoy conmigo.

    Me da rabia cada idea nueva que tengo,
    porque cada idea es tan lejos de esta realidad que sé que me va a costar otro tiempo más de iliquidez,
    pues me lleva más lejos de esta realidad en la que no sé cómo hacer valer el mundo de cosas que sé.

    ¡Qué mundo de problemas psicológicos los que tengo!

    sábado, marzo 03, 2012

    Tú en París y yo en bus

    Mis queridos amigos, les presento acá mi primera canción.
    CLICK AQUÍ PARA OÍRLA

    Tú en París y yo en bus


    Amanece en París,
    Media noche es por aquí.
    ¿A quién vas a llamar
    Que pueda entender?
    Les Champs Élyseés,
    Vino francés.

    "A mi hija y a vos,
    A tu sensibilidad
    ¿A quién voy a llamar?",
    Te preguntás.

    El vino francés te hizo olvidar...
    - ¿o recordar?
    Pensé que todo sería igual
    Y sonreí.

    Tú en París y yo en bus
    Tú en París y yo en bus
    Les Champs Élyseés,
    Vino francés
    Tú en París y yo en bus
    Tú en París y yo en bus

    Otra vez en Medellín
    Compruebo que no,
    Que era sólo París
    Que te hacía pensar
    Que sólo yo podía entender
    Lo que era para vos
    Estar en París,
    Les Champs Élyseés,
    El vino francés
    - que decís que no merecés...


    Tú en París y yo en bus
    Tú en París y yo en bus
    Les Champs Élyseés,
    Vino francés
    Tú en París y yo en bus
    Tú en París y yo en bus

    … feliz …

    martes, febrero 07, 2012

    A Satyre Against Mankind, John Wilmot

    Were I - who to my cost already am
    One of those strange, prodigious creatures, man -
    A spirit free to choose for my own share
    What sort of flesh and blood I pleased to wear,
    I'd be a dog, a monkey, or a bear,
    Or anything but that vain animal,
    Who is so proud of being rational.

    -John Wilmot
    Fragmento.
    Lo encuentran completo acá: http://www.poemhunter.com/poem/a-satyre-against-mankind-2/

    viernes, febrero 03, 2012

    ... de Don Hermann Hesse...

    "Tal vez el poeta cuyos versos nos encantan es un hombre triste y el músico un soñador melancólico"

    Fiebre durante 5 días...

    Purifica a cualquiera. Ya no soy un desastre. Soy un ser renovado y divino. Me purifiqué. La sufrí, Pero estoy saliendo purificada. Ahora, sigue Hermann Hesse el trabajo con mi alma. Leo El Juego de Abalorios Qué loma más empinada la que hay que subir, Qué ritmo... Entre la fiebre y El Juego de Abalorios, Saldrá de mí una mujer nueva. P.s. ¡Qué man más loco ese Don Hermann!